Founder of MalwareIntelligence, a site dedicated to research on all matters relating to anti-malware security, criminology computing and information security in general, always from a perspective closely related to the field of intelligence.

lunes, 14 de mayo de 2007

EL 70% DE LOS ORDENADORES DOMÉSTICOS CONTIENE VIRUS O PROGRAMAS
ESPIAS Más de la mitad del 'malware' detectado es de alto riesgo porque puede dañar los equipos o derivar en un engaño o fraude


Por RAMÓN MUÑOZ

Internet sigue siendo seguro y, sobre todo, insustituible. Pero hay que poner cada día más cuidado con lo que llega al ordenador a través de la Red. Y es que en siete de cada diez ordenadores domésticos con acceso a Internet (el 72%) se ha introducido algún tipo de programa de software malicioso no solicitado por el usuario (denominado en argot malware). No sólo ni principalmente se trata de los famosos virus informáticos, sino de todo tipo de programas que buscan obtener información o datos personales del usuario con fines espurios.

El informe del Inteco se ha hecho con el rastreo por sensores de 3.500 equipos
Los 'hackers' ya no persiguen notoriedad, sino sacar provecho económico

Éstas son las principales conclusiones del informe del Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (Inteco), el organismo del Ministerio de Industria que vigila la seguridad en la Red, tras rastrear una muestra de 3.500 ordenadores donde ha instalado sensores para detectar estos programas.

Además, en más del 50% de esos ordenadores esos programas son de alto riesgo, bien porque pueden causar un daño irreparable en el equipo, bien porque pueden derivar en algún tipo de engaño o fraude.

La importancia y la novedad del dato es que no proviene de una encuesta (generalmente realizadas por las propias empresas antivirus), sino que se trata del primer estudio oficial con datos reales recogidos de una muestra donde el Inteco ha instalado sensores, con el fin de estudiar los discos duros, y detectar y catalogar las principales amenazas.

El informe pone de manifiesto que los piratas informáticos o hackers han cambiado mucho sus hábitos. Ahora ya no buscan notoriedad ni que su nombre figure en el top ten de los creadores de virus. Se han vuelto anónimos porque su objetivo es el robo o la explotación con fines lucrativos o delictivos, con la utilización de la capacidad y ancho de banda.

Ésa es la razón de que haya descendido notablemente la presencia de virus informáticos que sólo persiguen causar daños en el disco duro. Sólo el 18,4% de los ordenadores presentaban virus.

La estrella ahora son los programas que despliegan ventanas emergentes o barras en la pantalla con publicidad no solicitada de distintos servicios o productos y que, en algunos casos, se convierten en instrumentos de engaños o fraude porque recopilan datos sobre los hábitos del usuario o le dirigen hacia sitios de compras online (casinos, coches, relojes, medicamentos) inexistentes.

La investigación de Inteco ha detectado que el 42,7% de los ordenadores estaba infectado por adware. Le siguen en importancia los troyanos, programas que se introducen en las computadoras con el fin de permitir el acceso desde el exterior para controlar la máquina o conseguir información, deshabilitando antivirus, y que se han detectado en el 41,5% de los programas.

Muy relacionado con los troyanos están los programas herramienta que intentan captar datos, generalmente bancarios, y que se han encontrado en el 13% de los ordenadores.

Y a mucha distancia de todos estos están las bromas; los marcadores (dialers), programas que marcan un número de tarificación adicional (los que comienzan por 800 y 900); programas espía que consiguen datos de tipo comercial a través de descargas gratuitas; los que aprovechan las vulnerabilidades de seguridad del sistema (exploit); los que permiten captar las pulsaciones del teclado; los que se alojan en lenguajes de programación (script) o los que se ocultan para obtener información (rootkits).

El Inteco ha catalogado estos programas en tres categorías: alto riesgo, como troyanos, captadores de pulsaciones o marcadores; de riesgo medio como el adware; o de riesgo bajo como las bromas (ver gráfico). El 52% de los equipos sufre riesgo alto; el 18%, medio y el 2%, bajo.
El antivirus es insuficiente
Una de las conclusiones del informe es que la instalación de un antivirus no es suficiente, sino que son necesarias además otras medidas como tener hábitos de seguridad y realizar políticas públicas de concienciación.

Pero el hecho de que por Internet circulen programas maliciosos no le resta fiabilidad, ni disuade de su uso. Una encuesta realizada por el propio Inteco arroja que los usuarios perciben la seguridad en la Red con una nota de 76,4 puntos sobre 100.

Es decir, que aun en el caso de que el ordenador esté lleno de correos sospechosos, el ciudadano no deja de utilizar Internet.

Sólo cuando el internauta registra más de tres incidencias repetidas empieza a pensar que conectar su ordenador no es tan seguro como pensaba, y comienza a tomar medidas proactivas como no abrir correos dudosos o pinchar en links de dudosa credibilidad.

Fuente:http://www.kriptopolis.org/monocultivos-y-epidemias

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada