Founder of MalwareIntelligence, a site dedicated to research on all matters relating to anti-malware security, criminology computing and information security in general, always from a perspective closely related to the field of intelligence.

domingo, 28 de septiembre de 2008

Malware en dispositivos móviles: los orígenes

De un tiempo a esta parte, los dispositivos móviles tales como smart-phones, PDAs etc. han ido cobrando cada vez más importancia en nuestras vidas, hasta tal punto que para algunos, se han convertido en accesorios indispensables en su vida cotidiana.

Si bien, el usuario medio, hoy en día es consciente de las amenazas en forma de virus y troyanos (malware en general) que existen alrededor de equipos informáticos, como ordenadores personales, no ocurre lo mismo con los dispositivos móviles.

Los teléfonos móviles, al igual que los ordenadores, también pueden ser atacados.
Todo empezó en junio del año 2004, con una "inocente" prueba de concepto llamada "Cabir". "Cabir" era un virus tipo gusano, que se propagaba a través de conexiones bluetooth entre dispositivos móviles.

En su primera versión, Cabir.A, el gusano solo se podía propagar a un único dispositivo por cada reinicio de este último. En diciembre de 2004, las versiones Cabir.H y Cabir.I superaron esa limitación, y por cada reinicio del dispositivo, se podían propagar a un número ilimitado de dispositivos. Si bien, este virus es inofensivo, afectaba a
la duración de la batería del móvil debido al uso del bluetooth.

Otro virus "pionero" fue el denominado
"Skull". Apareció en Noviembre de 2004 y no tuvo demasiado impacto. Cambiaba todos los iconos de la pantalla del telefono por calaveras y dejaba el teléfono practicamente inutilizable (ni si quiera se podían mandar SMSs).El virus fue encontrado en sitios "shareware" para Symbian bajo el nombre "Extended Theme Manager.sys" y "Tee-222.sys".

En Marzo de 2005 se descubrió otro virus tipo gusano llamado
"CommWarrior". Este fue el primer virus que se propagaba a través de mensajes MMS (con el consiguiente gasto para el usuario del móvil). También tenía la capacidad de propagarse a través de bluetooth y guardaba una copia de si mismo en las tarjetas de memoría extraibles, de manera que si se usaba esa tarjeta en otro teléfono, este tambien quedaba infectado.

Los ejemplos hasta ahora citados son solo una muestra de los primeros pasos que se dieron en la creación de malware para dispositivos móviles. A estos les siguieron
"Doomboot" (descubierto en Marzo de 2005), que te hacía creer que te estabas instalando Doom 2, el juego, pero en realidad te instalaba Cabir y CommWarrior, y "RedBrowser" (descubierto en Febrero de 2006), aplicación Java que mandaba mensajes a un número de telefono de Rusia, entre otros.

Una característica que llama la atención de estas primeras versiones de malware es, que en vez de sacar provecho de alguna vulnerabilidad existente en el dispositivo móvil, se hacía uso de lo que se conoce como "ingeniería social", es decir, engañar al usuario para que este último acceda a la instalación de programas maliciosos.


Hoy día, el problema del malware en dispositivos móviles, si bien no ha alcanzado el mismo impacto que en los ordenadores, es algo que se debe tener en cuenta y de lo que hay que estar concienciado.
Aunque existen productos comerciales tipo antivirus específicos para dispositivos móviles, cara a mantener nuestros dispositivos a salvo es recomendable seguir unas pautas mínimas de seguridad: - Asegurarnos que todos los dispositivos a los que sincronicemos nuestro móvil estén protegidos con software antivirus actualizado.

En algunos casos, es posible que estas aplicaciones detecten el archivo infectado antes de que este sea instalado en el teléfono.
- Usar bluetooth solo cuando es necesario, y el resto del tiempo tenerlo apagado, o por lo menos, en modo oculto. Nunca dejo de sorprenderme cuando estando en un sitio público al hacer un escaneo de la zona con mi móvil, siempre aparece mas de un dispositivo. Además de proteger nuestro móvil, de esta manera ahorraremos batería. - Como siempre, usar el sentido común y no instalar aplicaciones de dudoso origen en nuestro móvil. - Mantener siempre una copia de seguridad de los datos de tu móvil.

El malware es una amenaza para los móviles, pero también lo son el hurto o la perdida de estos últimos.


Fuente:
http://blog.s21sec.com

# pistus

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada