Founder of MalwareIntelligence, a site dedicated to research on all matters relating to anti-malware security, criminology computing and information security in general, always from a perspective closely related to the field of intelligence.

lunes, 3 de septiembre de 2007

BACKTRACK EN LLAVE USB

Si existe alguna auténtica "navaja suiza" de la seguridad informática ésa es BackTrack, que incluye más de 300 herramientas. Hasta hoy, sólo habíamos contemplado el uso de esta soberbia distro como máquina virtual, pero algunos lectores de Kriptópolis ya dejaron claro que su objetivo iba un paso más allá: BackTrack en una llave USB.

Y es que las características de esta distribución la hacen idónea para poder llevarla con nosotros a todas partes. A eso precisamente dedicaremos este tutorial...

Preparando tu llave USB

NOTA: Si tu llave está limpia (formateada en FAT32 y lista para usar) puedes saltarte este paso.

Comenzamos por conectar la llave a un puerto USB libre. Para identificarla, en un terminal tecleamos lo siguiente:

fdisk -l

Así podremos saber la denominación en forma /dev/xxxx que Linux da a nuestra llave. En mi caso, es /dev/sdf, que habrás de sustituir en los comandos que siguen por lo que tú obtengas con el comando anterior.

Si es necesario podemos borrar cualquier rastro un eventual MBR anterior tecleando:

dd if=/dev/zero of=/dev/sdf bs=512 count=1

Utilizamos de nuevo fdisk para borrar las particiones existentes y reparticionar la llave:

fdisk /dev/sdf

No olvides sustituir /dev/sdf por el nombre que tenga tu llave en tu sistema. Si no sabes usar fdisk (o no te atreves) puedes realizar esta operación en Windows: borrar las particiones y creas otra(s) a tu gusto, siempre que sean FAT32 (ó vfat, en linux). El uso de fdisk en linux es en realidad sencillo y nada queda grabado hasta que pulses "w". Con "p" ves las particiones, con "d" las borras, con "n" las creas, con "t" modificas su tipo, con "a" las vuelves activas, etc.

En mi caso, en una llave de 1 GB creé una partición de 800 MB para BackTrack y otra de 200 MB en el resto como eventual depósito de ficheros:

Disposit. Inicio    Comienzo      Fin      Bloques  Id  Sistema
/dev/sdf1 * 1 814 782223 b W95 FAT32
/dev/sdf2 815 1016 194122 b W95 FAT32

Bien; supongamos que la llave está lista para usar.

Creamos un sistema de ficheros FAT32 en la partición antes creada (sdf1, en mi caso) con:

mkfs.vfat -v /dev/sdf1

Y otro tanto en la partición para los ficheros:

mkfs.vfat -v /dev/sdf2

Instalando BackTrack

En primer lugar habrá que descargar la ISO de BackTrack 2 (700 MB) de cualquiera de los sitios enumerados aquí:

http://www.remote-exploit.org/backtrack_download.html

Una vez dispongas de la ISO crearemos un par de directorios en nuestra carpeta personal:

cd
mkdir bt2iso
mkdir bt2

Procedemos a montar la iso mediante el dispositivo loopback:

mount -r -o loop /home/usuario/bt2final.iso /home/usuario/bt2iso

Montamos a continuación la primera partición de nuestra llave USB:

mount -o rw /dev/sdf1 /home/usuario/bt2

Y ahora copiamos el contenido del primer directorio en el segundo:

cd /home/usuario/bt2iso
cp -r * /home/usuario/bt2

Este último comando tardará un poco. Paciencia.

Al final, deberemos tener un par de directorios (boot y bt):

ls -l /home/usuario/bt2
boot bt

Sólo nos queda hacer que nuestra llave sea arrancable:

cd boot
./bootinst.sh

[NOTA: en Windows el proceso es parecido, sólo que tras descomprimir la ISO en el USB hay que ejecutar bootinst.bat para hacerlo arrancable].

Se arranca un instalador que nos avisa de que se va a sobreescribir el MBR de nuestra llave USB. Aceptamos pulsando cualquier tecla y probamos si nuestra llave es capaz de arrancar BackTrack en un ordenador conforme a lo previsto.

Una vez iniciada BackTrack sólo necesitamos seguir las instrucciones que se nos muestran en pantalla. Tras teclear "root" como nombre de usuario y "toor" como contraseña, accedemos a nuestra sesión en un terminal. Para iniciar un entorno gráfico, basta teclear "startx" (para iniciar KDE) o "flux" (para FluxBox).

Suerte y que lo disfrutéis.

Fuentes:

Este tutorial se ha basado en mi propio artículo anterior sobre Backtrack como máquina virtual y en información adaptada a partir de los dos sitios siguientes:

Se ha realizado sobre una máquina corriendo Arch Linux y con una llave USB de 1 GB. Para arrancar un ordenador con Backtrack es necesario que soporte el arranque desde USB, algo que puede generalmente configurarse desde la BIOS en ordenadores relativamente recientes.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada