Founder of MalwareIntelligence, a site dedicated to research on all matters relating to anti-malware security, criminology computing and information security in general, always from a perspective closely related to the field of intelligence.

sábado, 11 de agosto de 2007

LA SEGURIDAD EN INTERNET ES UNA CUESTION DE COMPORTAMIENTO
Por Sara Aguareles

¿Quién no ha sufrido en los últimos años algún “ataque” de un virus informático? ¿Y quien se atrevería a decir que el virus “se coló” sin que le abriéramos la puerta?

La mayoría de los problemas de seguridad de la red son culpa del mal uso que las personas hacemos de nuestro equipo informático, y de la temeridad al utilizar los servicios de Internet. Por primera vez, un estudio muestra qué es lo que hacemos mal los internautas españoles.

Si usted abre correos de remitentes desconocidos; desactiva las medidas de seguridad de los equipos porque le parece que entorpecen el funcionamiento de su ordenador; comparte archivos y software no verificado a través de redes P2P como Emule; o acepta la invitación de contactos de mensajería instantánea sin saber quién hay detrás de ellos; usted está haciendo todo lo posible para que un virus infecte su ordenador.


Toda prevención es poca. A pesar de que el 87% de los hogares españoles tienen instalado algún tipo de antivirus en sus equipos informáticos, más de la mitad están infectados por código malicioso de riesgo alto, según la Primera Oleada del Estudio sobre la Seguridad de la Información realizado por el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO).

Y es que la tecnología no puede garantizar, por sí sola, la seguridad de nuestros ordenadores, que depende también del comportamiento de los usuarios. Pero los españoles parecemos no estar dispuestos a hacer nada más que instalar, uno tras otro, programas antivirus o cortafuegos.

El estudio de Inteco destapa el hecho de que “los usuarios de Internet utilizan principalmente medidas de seguridad automatizadas, que no exigen ninguna participación activa”. Somos tan vagos, que incluso algo tan simple como hacer copias de seguridad nos da pereza, y sólo un 35% de los usuarios respetan esta recomendación básica. Por todo ello, Inteco reclama una “mayor proactividad por parte del usuario” para extender la seguridad de Internet.

¿Valentía o temeridad?
La mayoría de los internautas que no se implican en un uso seguro de la Red lo hacen porque creen que, en realidad, no hay ningún peligro. Hay usuarios que incluso desinstalan los programas antivirus porque consideran que entorpecen la navegación por Internet, y el uso del ordenador.

La consecuencia es que un tercio de las computadoras con acceso a Internet en España presentan una protección deficiente, ya que no cuentan con sistemas automáticos ni mucho menos con usuarios proactivos en temas de seguridad.

La buena noticia es que los internautas “temerarios” sólo representan al 8% de los usuarios, pero “en ellos se concentra gran parte del riesgo total del sistema”, según Inteco. Es decir, son pocos, pero las consecuencias de sus actos son muy peligrosos, ya que sus ordenadores actúan como dispersores de amenazas informáticas.

El resto de usuarios son más prudentes en sus comportamientos, pero la solidaridad brilla por su ausencia. Sólo el 33% de los internautas españoles añaden a la protección individual de sus ordenadores, la preocupación por compartir y ayudar a los demás en temas de seguridad, según Inteco.

Troyanos, los reyes del malware
El 72% de los ordenadores domésticos para acceso a Internet presentan algún tipo de código malicioso (malware en el argot del sector), detectándose malware con riesgo alto en más del 50% de los equipos analizados.

Así, algo más del 50% de los ordenadores tienen “troyanos”, un virus capaz de alojarse en el ordenador y permitir desde ahí el acceso a usuarios externos, que pueden visitar toda la información almacenada en el equipo. Además de ser los virus más comunes, los troyanos también son los que presentan más variantes, seguidos por el adware publicitario, que utiliza un software mediante el cual se descarga automáticamente la publicidad de distintos productos o servicios.

Estas dos amenazas han desplazado a los tradicionales “virus” y “gusanos” que hasta ahora han constituido los principales ataques a la seguridad de Internet. Ello se explica porque en estas nuevas modalidades existe una relación con el fraude y con el lucro de sus creadores a costa de los usuarios infectados.

“En este nuevo escenario los troyanos y el adware son los códigos maliciosos más productivos para las estafas, por eso se crean mas que otros tipos de malware”, explica el estudio de Inteco.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada